Es la nueva mezcla entre deporte y tecnología más reciente, y está ganando popularidad de manera vertiginosa.

 

A medida que aumenta la demanda de esports, también lo hace el tipo de torneos asociados. Y si bien los videojuegos se han convertido en un gran negocio en todo el mundo, un nuevo crossover está dejando su huella lenta pero segura: las carreras de drones.

Las carreras de drones son un deporte competitivo. Como su nombre lo indica, implica el pilotaje de drones. Los pilotos tienen que volar sus drones a través de circuitos a gran velocidad e intentar cruzar la línea de meta primero.

Obviamente, el primer paso que tendrás que hacer para convertirte en un piloto de drones es comprar un dron y aprender a volarlo. Dependiendo de la competición, necesitarás tener tu carnet de piloto profesional de drones para poder participar.

Algunas de las competiciones más grandes en este campo se conocen como carreras de FPV. FPV significa First Person View, e implica pilotar en primera persona. En este caso, los pilotos necesitan tener un dron con cámara.

Los competidores usan gafas de realidad aumentada que les dan una transmisión de cámara en vivo que es capturada por el dron de la cámara. Es fácil entender cómo tales competencias pueden ser mucho más desafiantes que ver el dron desde el suelo y pilotarlo de esta manera.

 

Los comienzos de las carreras de drones.

 

Las primeras carreras de drones FPV comenzaron como competiciones de aficionados en Australia y Nueva Zelanda. Estas competiciones se llamaron Rotorcross.

A finales de 2014, los entusiastas de los pasatiempos comenzaron a trabajar en su propio equipo de carreras de drones FPV. La prominencia de esta disciplina creció rápidamente.

Debido a la popularidad del deporte, las ligas de carreras FPV ya se han formado. Una de las formaciones más prominentes en el nicho es la Drone Racing League.

 

Drone Racing League. El equivalente a la Champions League de las carreras de drones.

 

Aunque hay muchas ligas, eventos y organizaciones, la Drone Racing League, o DRL, es considerada por la mayoría como la piedra angular de las carreras competitivas de drones. Drone Racing League (DRL) se define como una empresa de deportes y medios de comunicación.

Más de 10.000 fanáticos se dirigieron a la arena de la Ciudad de Phoenix, Arizona (EE. UU.), para ver las finales del Campeonato Mundial DRL 2019.

 

Drones ligeros y veloces capaces de superar los 200 km/h

 

El deporte de las carreras de drones ciertamente demuestra que el camino a la gloria está plagado de errores, ya que muchos profesionales han pasado por decenas de drones destruidos para alcanzar el nivel de habilidad que tienen hoy.

Los drones más rápidos pueden completar a velocidades cercanas a 290 km / h. El DRL Racer X, una de las principales construcciones récord de DRL, alcanza su punto máximo a 288 km / h. El DRL Racer X solo pesa 798 gramos y es una versión mejorada del Racer3, el estándar de las ligas para eventos de carreras.

En el mundo de las carreras de drones, hay pilotos que prefieren preparar sus propias plataformas DIY (do it yourself o hágalo usted mismo) y otros que usan plataformas RTF (ready to fly o listos para volar).

Los pilotos DIY tienden a enorgullecerse del proceso completo, especialmente la construcción de un dron desde cero. Los corredores RTF, por otro lado, se centran exclusivamente en la faceta competitiva de las carreras.

Como curiosidad, las cámaras FPV generalmente se inclinan 30 grados adicionales hacia arriba para combatir la inclinación causada por las altas velocidades a las que se desplazan los drones.

 

¿Cómo funciona este tipo de competiciones? ¿Puede un piloto de drones novato llegar a competir en el escenario del Campeonato Mundial?

 

A todo piloto le gusta volar, y muchos somos amantes de la velocidad y la competición. Participar en este tipo de carreras puede ser uno de los eventos más gratificantes para un piloto de drones.

Si quisiéramos competir y, quien sabe, llegar al Campeonato Mundial, debemos saber qué pasos seguir. De manera parecida a las carreras de moto o coche, hay competiciones previas que debemos dominar si pretendemos pasar al siguiente nivel. A continuación, te numeramos todas las competiciones que la DRL reconoce:

  • La pretemporada de “The Gates of Hell” o las puertas del infierno: un circuito exigente se usa para desafiar a los pilotos y probar sus habilidades. La competencia es adecuada únicamente para los propietarios de drones más seguros ya que se usan grandes turbinas para similar diferentes tipos de vientos a lo largo del circuito. El ganador de cada carrera se clasifica para la siguiente competición.
  • Competiciones level 1 to 7: se trata de un conjunto de 7 eventos previos que progresivamente aumentan la dificultad. En cada carrera, hay una ronda de clasificación, semifinales y final.
  • Campeonato Mundial: esa es la madre de todos los eventos. Reúne a los mejores pilotos de drones y tiene un circuito excepcionalmente desafiante.

 

Circuitos con trazados desafiantes y ambientación memorable.

 

Cada uno de los eventos tiene una ambientación diferente. Desde fábricas con decoración steampunk, trazados que parecen sacados de una novela futurista, circuitos urbanos, hasta incluso circuitos en la más salvaje naturaleza.

La configuración de las carreras de drones varía desde el campo abierto tradicional hasta el campo cerrado pero lleno de obstáculos. Por lo general, los circuitos profesionales requieren tácticas de evasión supremas pues a medida que avanzas por el trazado, te encuentras una serie de obstáculos que hay que esquivar.

Los obstáculos son muy variados tanto en forma y tamaño, incluyendo diferentes puertas, torres, escaleras y aros. Algunos corredores son mejores para aclimatarse a nuevos entornos que otros.

Aunque la velocidad finalmente decide el ganador de cada evento, ciertos elementos de cada circuito requieren un enfoque más lento. Algunos trazados se centran en la velocidad, mientras que otros son considerablemente más técnicos. Se dice que una buena combinación de ambos es la mejor opción para desarrollar un conjunto de habilidades completo como piloto de drones.

 

La pregunta del millón ¿Se puede vivir de ser piloto profesional de carreras de drones?

 

Las carreras de drones son eventos que sacan provecho de tener un alto valor de entretenimiento, sumado a pilotos con personalidades extravagantes y cualidades carismáticas.

Jordan ‘Jet’ Temkin se convirtió rápidamente en un favorito de los fans después de ganar el campeonato inaugural del DRL en 2016. En ese momento, el nativo de Colorado (EE. UU.)  obtuvo un contrato de 100,000 $ para convertirse en el primer piloto profesional de drones del mundo.

Aunque todavía no hay muchos pilotos que puedan dedicarse únicamente a las carreras de drones, cada vez el número es mayor. Al igual que el boom de los esports, las carreras de drones y sus pilotos pueden convertirse en una de las profesiones más lucrativas de la actualidad.

 

La Iberian Drone League, la liga profesional de carreras de drones en España.

 

En nuestro país se ha consolidado la primera liga profesional de carreras de drones. Doce equipos compiten para hacerse con más de 24.000 € en premios.

Esta liga tiene seis eventos. En cada uno de ellos tienen lugar varias carreras en las que compiten cuatro miembros de cada equipo cara a cara, recorriendo un complejo circuito. En su trazado, los pilotos deben esquivar obstáculos y realizar complicados giros.