¿Cómo revisar tus aeronaves? Guía para comprobar a fondo la integridad de tu dron

Te has comprado un dorn y estas realizando horas de vuelo. Buen trabajo, pasaras de novato a experimentado en poco. Pero, ¿sabes cómo cuidar tu plataforma aérea? En este artículo aprenderás la base para mantener tu dron al 100%.

Para que tu dron dure muchos, muchos vuelos, debes cuidarlo, mimarlo y llevar al día los mantenimientos. Recuerda que mantener tu aeronave revisada minimizará el riesgo de fallo de tu plataforma en pleno uso. Pero, ¿qué entendemos por mantenimiento?

Por mantenimiento de la aeronavegabilidad se entiende todos los procesos que aseguran que el RPAS cumple con los requisitos de aeronavegabilidad en vigor en cualquier momento de su vida operativa, y que por tanto está en condiciones para realizar una operación segura.

Se deben tener en consideración otros requisitos como los de seguridad física. Desde Inspectia & Control Services, recomendamos realizar mantenimientos o revisiones con periodicidad de como máximo 6 meses o 100 horas de vuelo (lo que ocurra antes).

A continuación, exponemos cuáles son los puntos clave a tener en cuenta cuando realices el mantenimiento de tu dron y qué deberías hacer:

Revisión de documentación

Es importante tener todos estos documentos actualizados y localizados: Datos del piloto, manuales del mantenimiento del fabricante. Fecha última revisión, tipo, modelo y matricula de la aeronave.

Estado de la estructura de la aeronave

Revisión completa del frame del dron para la comprobación de todos los componentes: Desmontaje total de la aeronave y comprobación tornillería, sustitución de aquellos que presenten desgastes o desperfectos.

La revisión de golpes, fisuras o desajustes en chasis, fuselaje, superficies estabilizadoras, tren de aterrizaje, brazos, carenado, antenas, superficies móviles (aeronave de ala fija), envoltura y carga de gas (dirigibles), y el centro de gravedad, se deberá comprobar de manera exhaustiva.

Otro punto clave es la fijación de la tornillería con pegamento anti-vibraciones.  Si es necesario, procederemos a la sustitución de servos. Por último, comprobaremos que la placa identificativa esté en óptimas condiciones y siga correctamente sujeta.

Integridad de los rotores

Al igual que con la estructura o frame, haremos un desmontaje completo, una limpieza general y una revisión de integridad (revisión de, golpes, fisuras o desajustes en el sistema de transmisión de potencia, superficies móviles y estabilización del plato cíclico, …).

Comprobación y mantenimiento de los motores eléctricos

Para los motores eléctricos haremos un desmontaje completo y procederemos a realizar una limpieza general. También comprobaremos los bujes de las palas, la sujeción a los brazos, y que no haya presencia de olores extraños.

SI es necesario, sustituir los cojinetes y limpiar rodamientos, lubricar piezas móviles, sustitución silentblocks desgastados, sustitución variadores que presenten sobrecalentamiento.

Comprobación y mantenimiento de los motores de combustión

Para este tipo de motores, realizaremos una limpieza general. También comprobaremos el estado de bujes de las palas, la sujeción del motor a la bancada, y que la alimentación de combustible, la refrigeración, lubricación, y encendido, están en buen estado.

Es necesario también, comprobar que el depósito combustible esté libre de impurezas. La limpieza de depósitos de líquidos, de tubos, de bujías y sistema encendido es clave. También cambiaremos los filtros de combustible y aire.

Estado de hélices o palas

Es necesario realizar un ajuste de las mismas y su sentido de giro. También debemos comprobar su estado físico (limpias, sin erosiones ni desgastes, y correctamente equilibradas).

Estado de sistemas de energía

Muy probablemente habrá que sustituir las baterías de la aeronave. Para saber si debemos hacerlo, comprobaremos si estas se calientan en exceso durante el vuelo o durante la carga.

También compararemos nuestros datos de ciclos de operación y duración de la vida útil de la batería con los datos del fabricante, para saber si hay que sustituirla. Ante la duda es mejor cambiar de baterías cada año.

Se debe hacer una comprobación visual de las siguientes baterías:

  • Baterías de la Aeronave.
  • Baterías de la Emisora.
  • Baterías de la pantalla FPV.
  • Baterías de la Carga de Pago.

Estas baterías deben no deben tener golpes visibles, ni estar hinchadas, ni perforadas. Verificar también el equilibrado de celdas con tester. Medir nivel de carga, el estado de cables y conectores (ausencia de carbonilla) y el tiempo de descarga.

Estado general del cableado

Comprobaremos que el estado de cables sea el correcto, sin roturas, ni desgastes, y que los conectores estén en buen estado.

 Comprobación del estado de los sistemas de mejora de la visibilidad de la aeronave: luces LED, y/o pintura y/o vinilado

Comprobaremos que las luces de Posición/navegación y de códigos no estén fundidas. Revisaremos también la correcta conservación de la pintura y/o el vinilado para mejorar la percepción visual de la aeronave.

Estado de las cargas de pago

En el caso que nuestro dron pueda utilizar cargas de pago (como cámaras u otros sensores), debemos comprobar que: la fijación y movimientos del gimbal sean correctos (en caso de carga de pago giroestebilizada), y la correcta fijación en caso de otro tipo de carga de pago.

Estado del sistema de posicionamiento y calibración GPS y compas

Este punto es sencillo. Debemos comprobar que el GPS está correctamente fijado y memorizado, y que el compas  esté correctamente calibrado.

Revisión de la Emisora o Ground Station

Es imprescindible comprobar que el dispositivo de control de nuestro dron funciona correctamente. Entre los puntos clave que debemos comprobar, están: la correcta posición de interruptores (Attitude, GPS, Fails Safe, etc.), sticks o joystick en posición 0 y movimientos libres (sin atascos ni holguras), antenas correctamente fijadas, correas y arnés de sujeción en buen estado, selección aeronave en la pantalla, activación cronometro, nivel batería.

Desmontar carcasa emisora y limpiar interior con pincel, cepillo o aire comprimido, suelen contener impurezas, arena, barro, polvo acumulado, humedad, todo esto puede afectar a los mandos y a la electrónica.

Estado de la pantalla FPV

Para no tener sorpresas en mitad de un vuelo, es necesario que comprobemos que la pantalla que nos da la información de la cámara FPV (del inglés first person view) de manera correcta. Comprobaremos que la información es correcta así como la recepción de imagen FPV.

Además, comprobaremos que las viseras anti-reflejo correctamente ajustadas y que siguen cumpliendo con su función.

Realizar las actualizaciones de software pertinentes

Para evitarnos problemas de incompatibilidad entre el dron y todos los elementos de control y soporte, es necesario que la versión implementada de software sea correcta y esté operativa.

En caso de actualizaciones de software de componentes de la aeronave como puede ser el autopiloto, que se consideran críticos desde el punto de vista de la seguridad en la operación, si previamente no están testados los resultados de los vuelos con esas versiones de software se debe realizar una revisión de configuración equivalente a la revisión posterior al montaje.

Realización de una prueba Funcional

Para estar seguros de que la aeronave y sus sistemas no tienen ningún problema que hayamos pasado por alto o que nuestras revisiones no hayan dañado el dron, realizaremos una prueba funcional. Esta prueba consiste en:

  • Encendido de la aeronave: en este punto comprobaremos que las luces y sonidos de diagnóstico no dan ningún error. También comprobaremos la potencia y calidad de recepción de señal.
  • Arranque de motores: verificaremos el correcto giro y velocidad de todos los rotores. Comprobaremos que hay ausencia de vibraciones
  • Despegue: realizaremos un despegue controlado seguido de un vuelo estacionario a 2 metros del suelo durante unos 30 segundos para comprobar que todos los sistemas de estabilidad y propulsión funcionan correctamente. En el caso de un dron de ala fija, mantendremos durante unos 30 segundos un rumbo estacionario.
  • Comprobación de controles: revisaremos que el dron realiza todas sus maniobras de manera correcta:
    • En el caso de un multirrotor: cabeceo suave hacia delante y atrás, alabeo derecha e izquierda, giro de guiñada derecha e izquierda.
    • En el caso de un dron de ala fija: comprobar en tierra el correcto movimiento de las superficies móviles de control (alerones, timón profundidad y dirección, flaps, asegurar que los mandos no están invertidos).