División Aérea - Drones


 

En Inspectia & Control Services usamos drones profesionales en trabajos de inspección, control, topografía, volumetría, y el ámbito audiovisual

 
 
 
 
 
 


 
 

¿Quiénes somos?

Inspectia & Control Services es una empresa puntera en el campo de los trabajos con drones profesionales en España. Estamos homologados por AESA y EASA, la Agencia Aeronáutica de Seguridad Aérea y la Agencia Europea de Seguridad de la Aviación, que son los organismos encargados de dictar la normativa sobre drones en nuestro país y comunidad.

¿Qué se puede hacer con drones?

Realizamos todo tipo de trabajos con drones o RPAS: topografía, cartografía, inspecciones de todo tipo de infraestructura y proceso, agricultura, drones para cine, … Todo trabajo que requiera de drones profesionales, Inspectia está capacitado para hacerlo. Aportamos un punto de vista altamente valioso a cualquier proyecto.

En estos días, se realizan inspecciones de drones en casi todas las industrias que requieren inspecciones visuales como parte de sus procedimientos de mantenimiento. Al usar un dron para recopilar datos visuales sobre la condición de un activo, las inspecciones de drones ayudan a los inspectores a evitar tener que ponerse en situaciones peligrosas.

En lugar de subir varios metros en una torre para comprobar el estado de un cable de conexión, o en un andamio dentro de un silo para verificar una soldadura, un inspector puede enviar un dron.

¿Qué es una inspección visual?

Una inspección visual es exactamente lo que parece: una revisión cuidadosa y exhaustiva a simple vista de cada parte de un activo. Lo que permite una inspección con drones será realizar una inspección visual, con la cámara del dron actuando como los ojos del inspector.

Usando un dron, los datos visuales se recopilan y luego el inspector los revisa en detalle más adelante. Al inspeccionar una torre de telefonía móvil de manera clásica, por ejemplo, un inspector trepará por toda la torre buscando áreas que puedan necesitar mantenimiento, con todo el riesgo que comporta. Usando drones, eliminamos el factor de riesgo sin sacrificar calidad en la inspección.

Para las inspecciones en interiores, como las realizadas dentro de bodegas o recipientes a presión, los inspectores deben construir andamios para que puedan trepar por las paredes de la bodega, revisando visualmente al milímetro a medida que avanzan. Con la aplicación de drones, aumentamos la velocidad de ejecución de la inspección y recopilamos material suficiente para generar un histórico del activo.

¿Son importantes las inspecciones visuales?

Las inspecciones visuales son críticas para garantizar el estado adecuado de los activos de una empresa. Después de todo, es mucho más fácil, por no mencionar más económico, reemplazar algunos remaches en una torre que construir una torre nueva.

Pero las inspecciones visuales no son sólo ahorran dinero, también salvan vidas.

Por ejemplo, en el caso de un recipiente a presión una inspección visual puede ayudar a detectar posibles defectos que podrían contribuir a peligros mortales si no se abordan adecuadamente. Un mal mantenimiento, podría provocar fugas e incluso explosiones, poniendo en riesgo vidas, la producción y la infraestructura.

¿Los drones sólo pueden hacer inspecciones visuales?

Si bien es cierto que la mayoría de las inspecciones de drones son inspecciones visuales, los drones también pueden estar equipados con sensores especiales que les permiten realizar otro tipo de inspecciones. Básicamente, cualquier tipo de sensor que pueda caber en un dron, puede usarse para una inspección.

Por ejemplo, para aplicaciones agrarias, los drones equipan sensores multiespectrales que brindan a los agricultores información de los cultivos en distintas bandas espectrales para conocer el estado de la cosecha.

En inspecciones de climatización para conseguir certificados energéticos, algunos inspectores están colocando una cámara térmica en drones para identificar fugas de temperatura en un edificio.

¿Cómo encajan los drones en un programa de inspección?

Para mantener cualquier tipo de activo, ya sea un tanque a presión o una torre eléctrica, se sigue el mismo procedimiento general: primero inspecciona y luego se reparan los desperfectos identificados.

Los drones ayudan con el primer paso: las inspecciones. Enviar un UAV a una situación que sería peligrosa para una persona, como una chimenea o una torre de telefonía celular, permite a los inspectores pueden recopilar datos visuales sobre la condición de un activo sin tener que exponer vidas humanas.

Si un inspector encuentra un problema que requiere mantenimiento, ya sea que el problema se descubra con un dron o por algún otro método, las reparaciones posteriores aún deberán realizarse manualmente.

Vale la pena señalar que los drones son simplemente una herramienta adicional para un inspector. A veces, los inspectores pueden preferir mirar algo con sus propios ojos y poder tocar el activo para garantizar una evaluación tridimensional completa. En otras ocasiones, una imagen capturada por una cámara puede ser más que suficiente. Un dron es la herramienta perfecta para el trabajo.

¿Qué beneficios aportan las inspecciones con drones?

Las inspecciones de drones pueden ayudar a mantener a los inspectores seguros al eliminar la necesidad de que entren en escenarios potencialmente peligrosos, como escalar torres o andamios. Pero las inspecciones de drones también pueden ahorrarles mucho dinero a las empresas.

Las inspecciones son solo el primer paso del proceso de mantenimiento. El segundo paso es el mantenimiento en sí. El problema es las inspecciones a menudo no encuentran nada que deba repararse: sólo entre el 10 y el 20% de las inspecciones encuentren un problema que requiera reparación. En aquellos casos que se requiera una reparación, una persona tendrá que estar físicamente presente para solucionar el problema.

Pero en el otro 80 y 90% de ocasiones, en las inspecciones no se detectan defectos a reparar, lo que significa que un dron podría usarse potencialmente para el proceso de mantenimiento completo el 80-90% del tiempo.

Esto supone un gran ahorro, ya que construir andamios o desplazar una grúa con cesta para permitir que una persona realice una inspección manual es increíblemente costoso.

Al construir andamios o desplazar una grúa con cesta sólo cuando se requiere mantenimiento real, las empresas pueden reducir sus gastos de mantenimiento correspondientes hasta en un 80-90%, lo que podría significar un ahorro de decenas de miles y, en algunos casos, cientos de miles de euros.

Desplazar una grúa con cesta requiere tiempo, y montar y desmontar andamios mucho más. Cuando se realizan inspecciones manualmente, a menudo se requiere un día completo para construir andamios, luego el tiempo de inspección, y finalmente un día completo para desmontarlo, lo que significa docenas de horas de inactividad para el activo que se está inspeccionando.

En muchos casos, ese tiempo de inactividad equivale a una pérdida significativa de ingresos potenciales para la empresa. Finalmente, si una inspección requiere andamiaje o no, reducir el tiempo que un inspector debe estar en una situación peligrosa en un 80-90% representa un enorme ahorro potencial en los costos del seguro de responsabilidad civil.

A continuación, enumeramos de manera resumida alguno de los beneficios que aportan las inspecciones con drones:

  1. Reducción del riesgo. el equipo de inspección no es expuesto a situaciones potencialmente peligrosas si no se tienen indicios claros de posibles defectos.
  2. Ahorro en estructuras temporales o plataformas elevadoras. Este ahorro no solo es económico debido a que las inspecciones con drones permiten valorar cuando un andamio o una grúa con cesta son necesarios, sino que reduce los tiempos asociados a estos métodos.
  3. Ahorro en tiempo de inactividad. Según que instalación o infraestructura tenga que inspeccionarse, es necesario que la maquinaria esté parada. Esto implica que forzosamente se tiene que parar de producir. Usar un dron para hacer que los cambios sean más eficientes puede significar grandes ahorros para las empresas que usan estos activos en sus operaciones.
  4. Ahorro en el seguro de responsabilidad civil. Al reducir significativamente la cantidad de tiempo que el personal se coloca en situaciones peligrosas, las empresas pueden reducir sus costos de seguro correspondientes.
  5. Mayor seguridad debida al aumento en el número de inspecciones. Dado el costo relativamente bajo de las inspecciones de drones, muchas compañías realizan inspecciones con mayor frecuencia, lo que significa que los posibles problemas pueden surgir podrán abordarse rápidamente.
  6. Mejores registros y seguimiento. Los drones permiten un registro meticuloso de la condición de un activo a lo largo del tiempo. Esto supone generar un histórico de los mismos, compuesto de datos visuales. De esta manera, las empresas tienen una huella digital de la vida del activo al que se puede acceder en cualquier momento.
¿Qué pueden aportar los drones a su negocio?

Supervisión, prevención e inspección. Estas son las claves que aportan los drones en el sector industrial, agroalimentario, marítimo y portuario. No solo eso, con los RPAS conseguimos un ahorro en costes y una mayor eficiencia en cualquier proceso.

Utilizar drones en su negocio puede marcar la diferencia en su sector. Puede suponer dar ese punto de calidad que lo haga destacar frente a la competencia. Saque el máximo rendimiento a su proyecto con la ayuda de esta nueva tecnología. El único límite que tienen estos dispositivos, es el que le quieras poner.

¿Quién está detrás de los mandos?

Tenemos los mejores pilotos de drones formados en nuestra propia escuela y en las escuelas de pilotos de drones más prestigiosas de España. Esto no es solo signo de la seriedad de la división aérea de Inspectia, sino que, sumado además a los mejores drones de trabajo del mercado, avala la profesionalidad del proyecto.

¿Dónde opera Inspectia & Control Services?

Estamos homologados para operar con drones en Cataluña, Aragón, Valencia, Navarra, la Rioja, Madrid, País Vasco, Castilla León, Murcia, Andalucía, Asturias, Cantabria, Castilla la Mancha, Extremadura, Galicia, Islas Baleares, Islas Canarias, Ceuta y Melilla. Es decir, trabajamos con drones en toda España.

Además, Podemos operar en todos los países de la Unión Europea (Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Gracia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Chequia, Rumania y Suecia).

Debido a que tanto AESA como EASA están reconocidas por la OACI, la Organización de Aviación Civil Internacional, permite a la división aérea de Inspectia & Control Services pilotar drones en todo el mundo.