Los drones se están convirtiendo rápidamente en herramientas indispensables para que los planificadores urbanísticos y los departamentos de transporte puedan inspeccionar, monitorear e inspeccionar proyectos de infraestructura.

Hasta la fecha, para ejecutar tareas de inspección y planificación de infraestructura, los profesionales del sector han empleado métodos de aplicación in situ. En muchos casos, estos métodos requerían de aeronaves tripuladas como avionetas y helicópteros para poder proporcionar apoyo aéreo.

Este tipo de plataforma aérea, aunque de mucha utilidad, suele ser una solución desproporcionada, lo que implica un sobrecoste en el proyecto. Además, este tipo de métodos son ineficientes y conllevan el riesgo intrínseco de poner en peligro al personal de aire y de tierra.

Aplicaciones de los drones en la planificación e inspección de infraestructura

Actualmente, el estado del arte de la tecnología dron, abre nuevas puertas en este campo. Esto permite una planificación e inspección de infraestructura más eficiente, segura y rentable.
Los vehículos aéreos no tripulados (UAV) o drones, suponen una oportunidad increíble para los constructores, así como para los planificadores urbanísticos, de infraestructura y transporte.

Desde la seguridad de una ground station o centro de operaciones los operadores pueden enviar drones a áreas de difícil acceso, incluidos terrenos abruptos y peligrosos.

Su gran capacidad para incorporar diferentes cargas de pago, permite a los RPAS capturar datos en forma de imágenes de alta resolución y datos de escaneo láser, georreferenciados a puntos específicos en la superficie de la Tierra.

La vista aérea ofrece a los operadores la capacidad de aprender más de lo que se puede descubrir de un simple reconocimiento en tierra, y cuando están equipados con los sensores apropiados, los drones pueden recopilar datos ambientales en tiempo real, como la detección de gases, realizar tareas de topografía y rastrear el progreso de construcción en tiempo real.

Los drones amplían los métodos de planificación tradicionales, a la vez que ahorra dinero y mejora la seguridad.

Usados de manera estratégica y con un equipo especializado detrás, los drones pueden recopilar datos útiles y procesables. Los profesionales de la construcción pueden usar sensores para crear modelos 3D para las etapas de planificación y construcción.

Los UAV también pueden proporcionar modelado de información de construcción o building information modeling en ingés (BIM), de esa manera se centraliza toda la información del proyecto en un modelo de información digital creado por todos sus agentes.

Este tipo de representación digital, permite optimizar los flujos de trabajo de los desarrolladores y diseñadores.

Poner a trabajar a los drones en el lugar de la obra, permite también capturar imágenes del progreso del trabajo diario, permitiendo a los profesionales identificar posibles problemas antes de que surjan.

Los drones también han demostrado ser efectivos para mejorar la seguridad del sitio de construcción. Un informe de Price Waterhouse Coopers (PwC), la sexta empresa más importante de Estados Unidos según la revista Forbes, confirmó que el uso de drones para monitorear los sitios de construcción reduce la posibilidad de accidentes en un 91 por ciento.

Con la aplicación de esta tecnología, podemos ayudar en la planificación, optimizar el progreso en el lugar de trabajo, reducir los costos y mejorar la seguridad.