En esta corta guía, conocerás las partes esenciales de un multirrotor, así como sus controles. Si estás empezando a familiarizarte con el mundo de los drones o simplemente quieres aumentar tus conocimientos sobre el tema, estás en el lugar indicado.

No importa el modelo de RPAS (del inglés remote piloted aircraft system) que vayas a usar, esta guía te preparará para tu primer vuelo. Nuestro objetivo es quitarte todas las dudas y que disfrutes de esta divertida experiencia de la manera más segura posible.

Partes de un multirrotor

Cuando se aprende a volar un multirrotor, es esencial conocer qué es y que partes tiene. Para empezar, la definición multirrotor: toda aquella aeronave con más de dos rotores. Por norma general van de dos en dos y el tipo de multirrotor más habitual es el quadricóptero. Las partes esenciales que componen un multirrotor son:

  1. Frame o Estructura: se trata de la base en la que todos los elementos necesarios para poder construir un multirrotor van montados.
  2. Rotores: Son los pequeños, ligeros y potentes motores capaces de generar suficiente fuerza como para levantar y mantener en el aire a nuestro dron.
  3. ESC: del inglés electronic speed control, son los elementos electrónicos que se encargan de regular el sentido y la velocidad de giro de los rotores para sostener al dron en el aire y que cumplan las órdenes del piloto.
  4. Hélices: dispositivo mecánico formado por palas que, debido a su forma curva, al girar generan diferentes velocidades entre el aire de una cara y otra de la hélice causando una fuerza de sustentación.
  5. Radiotransmisor: es el sistema de antenas que permite una conexión constante entre piloto y dron. Se encarga de recibir las ordenes para el pilotaje y enviar datos como la telemetría e imágenes.
  6. Cámara FPV: del inglés first person view, registra en forma de video qué esta viendo el dron. Generalmente son cámaras fijas con poca resolución para simplemente permitir al piloto orientarse.
  7. Controladora de vuelo: es el cerebro del dron. Se encarga de procesar todas las ordenes que le llegan por el radiotransmisor y convertirlas en señales entendibles por los ESCs. De esta forma la aeronave se comporta de la manera que el piloto espera. Además, se encarga de generar un feedback para el piloto para que este conozca la situación de la aeronave. Para hacerlo usa diferentes sensores como IMUs, GPS y barómetros, que permiten generar una información telemétrica vital para el piloto.
  8. Baterías: alimentan todo este sistema con la electricidad necesaria para operar. Generalmente son de LiPo, que permiten una alta densidad energética con un bajo peso.

En el diagrama de más abajo podrás ver estos elementos representados:

Emisor o radiocontrol

El emisor o radiocontrol, es el elemento que te permite controlar el dron. Cuando mueves sus palancas o aprietas sus botones, este envía una señal al dron que se mueve en consecuencia. Las partes esenciales de un radiocontrol son:

  1. Antenas: son las responsables de enviar y captar las señales que nos dan el completo control de la aeronave. Podríamos decir que actúan como puente entre el piloto y el dron.
  2. Display o pantalla: En este elemento se refleja el estado de la aeronave. Desde el nivel de batería, a la telemetría.
  3. Palanca izquierda: se encarga de controlar la elevación y el giro sobre sí mismo del dron.
  4. Palanca derecha: controla el movimiento en el plano horizontal del RPA.

Queremos recalcar que cada emisor es diferente y puede tener más funcionalidades. Además, es necesario saber que hay dos tipos de configuración de palancas: la que hemos explicado (versión Europea) y invirtiendo las funcionalidades de las palancas (Versión Americana).
En la siguiente imagen, podréis ver estos elementos esenciales.

Performance

Para volar de manera correcta un multirrotor, es necesario conocer los movimientos o maniobras básicas. Estas son:

  1. Pitch o cabeceo: consiste en inclinar la cabeza del dron hacia arriba o hacia abajo para conseguir que la aeronave avance o retroceda en el plano horizontal. Se consigue aumentando la velocidad de los rotores delanteros o traseros. En la configuración Europea, esta maniobra la conseguimos al mover la palanca de la derecha hacia delante o hacia atrás.
  2. Roll o alabeo: esta maniobra consiste en desplazar el dron hacia la izquierda o hacia la derecha en el plano horizontal. Para conseguir este movimiento, el dron aumenta la velocidad de giro de los rotores de la derecha o de la izquierda. Con un mando Europea, esta maniobra la conseguiremos al mover la palanca de la derecha hacia la izquierda o la derecha.
  3. Yaw o guiñada: consiste en hacer rotar el dron sobre su eje para cambiar la dirección en la que mira la plataforma. Conseguimos esta maniobra al aumentar la velocidad de rotación de los rotores contrarios. Es decir, por ejemplo, el del rotor frontal derecho y trasero izquierdo. Para realizar esta maniobra con un emisor con configuración Europea, moveremos la palanca a la izquierda si pretendemos rotar en sentido antihorario, o hacia la derecha para una rotación en sentido horario.
  4. Throttle o aceleración: esta maniobra permite aumentar o reducir la altura de la plataforma. Para conseguirlo, se aumenta o reduce la velocidad de todos los rotores a la vez. Podremos lograr esta maniobra con un emisor de configuración Europea, moviendo la palanca de la izquierda hacia delante o hacia atrás.

En el siguiente esquema encontrarás las maniobras reflejadas en un radiocontrol de configuración Europea: